MINI Automotor

¿Nos cubre el seguro con la ITV caducada?

¿Nos cubre el seguro con la ITV caducada?

Debido a la situación que se está viviendo en todo el mundo, son muchos los vehículos que circulan con la ITV caducada acogiéndose para ello al plazo excepcional de prórrogas. Sin embargo ese plazo aplicaba únicamente en el primer estado de alarma y el hecho de que siga habiendo vehículos con la ITV caducada ya no es excusa y podría tener consecuencias negativas, como por ejemplo que el seguro se niegue a darnos cobertura.

¿Qué es la ITV?

Se trata de un procedimiento llamado Inspección Técnica de Vehículo (ITV) a través del cual la DGT controla el estado de los vehículos que circulan en carretera.

Se busca con ello que estos vehículos cumplan con un mínimo de seguridad con el fin de que no sean un peligro para el resto.

Dependiendo del coche y de los años que tenga, el período para pasar la ITV puede ser cada cierta cantidad de años o en los vehículos más antiguos, de forma anual, sin son turismos, o semestral, si son vehículos de uso profesional (ambulancias, furgonetas, taxis, camiones, autobuses…).

¿Cubre el seguro un vehículo con ITV caducada?

La normativa de los seguros es clara: el vehículo debe de estar con su ITV vigente para recibir cobertura.

Aquí pueden aparecer dos escenarios muy claros. Por un lado, que sea parte de un siniestro pero que el coche con la ITV caducada no sea el responsable. Si eso sucede, debería de tener derecho a indemnización y reparación del vehículo. Pero puede suceder que la aseguradora decida negarse y ampararse en la defensa jurídica por no tener la ITV vigente.

El segundo escenario posible es que sea el coche con la ITV caducada el responsable del siniestro. Aquí lo que sucederá es que la aseguradora se hará cargo de la indemnización de los implicados pero no del vehículo del tomador. Hay que considerar también en este caso, que según la modalidad elegida del seguro, la compañía decida imputar posteriormente esos gastos al tomador.

La cosa se podría llegar a complicar si se comprueba que el siniestro se podría haber evitado si el vehículo tuviera la ITV en regla. Esto suele aparecer en los casos en que el accidente ocurre por un fallo mecánico. En esas situaciones, la aseguradora tiene el derecho a negarse a pagar las indemnizaciones y hacer el reclamo al tomador del seguro.

Los seguros exigen el mantenimiento de los vehículos

Las aseguradoras suelen hacer un seguimiento sobre el estado de los vehículos y si se les ha dado el mantenimiento adecuado.

Circular con un fallo en el motor, en los neumáticos o en la iluminación o en los frenos es de las averías más comunes que se ven en carretera.

Y es que con el paso del tiempo y el rodaje los vehículos se van deteriorando. Son los kilómetros y la antigüedad lo que hace que influyan mucho en la aparición de averías.

La Unión Europea estima que cerca del 6% de los accidentes de tráfico que suceden en cada país se debe a algún fallo técnico por no darle el mantenimiento adecuado al vehículo.

¿Se puede hacer un seguro con la ITV caducada?

Por norma general la respuesta es que no. Pero existen algunos casos puntuales. Si por ejemplo, es un vehículo que se encuentra de baja porque se va a vender y hay que pasar la ITV, una opción es contratar un seguro puntual para ese día o días. Ese tipo de seguros sí lo permiten.

Si lo que buscas es un seguro anual, la gran mayoría de aseguradoras te dirán que no se puede contratar. Algunas te permitirán hacer el trámite inicial pero si justificas que tienes cita con la ITV próximamente o que presentes el informe desfavorable de la ITV por lo que tienes que volver a ir.

En el caso del informe desfavorable se va a comprobar que dicha negación sea por la falta del seguro de coche y no por una falla técnica. Si es el único motivo por el que se rechazó la ITV, presentando ese informe, la aseguradora formalizará la póliza para que puedas ir nuevamente. Recuerda que en todos los casos se tiene un plazo de dos meses para volver a pasar la ITV caducada.

Multa por circular con ITV caducada

Pero esto no queda aquí. Además de las circunstancias particulares de los seguros, tendrás una multa.

La multa por circular con la ITV caducada es de 200 euros. Cuando dicha multa la hace un agente en un control, además de la sanción se te va a retirar en el momento el permiso de circulación. Se te dará un volante para que en los siguientes 10 días acudas a una cita con la Inspección Técnica de Vehículos a pasar la ITV y retirar tu coche.

Circular con la ITV caducada es un gran problema. Hay que ser previsor, pedir cita en la ITV con tiempo y darle al vehículo todo el mantenimiento necesario para conducir con total seguridad.

Volver arriba

Usamos cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Puedes aceptar todas lascookies pulsando "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso pulsando "Configurar". Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

Aceptar Configurar